Masajeador de pies Gymform Leg Action: reseña y opiniones

Un dolor de pies te puede arruinar el día. Porque tus pies soportan todo el peso de tu cuerpo y son imprescindibles para que puedas seguir moviéndote. Lo mismo ocurre con las piernas, a las que es recomendable tratar con cariño. El uso de masajeadores como el Gymform Leg Action, ayudan a que siempre te encuentres a gusto.

Con máquinas como esta evitarás problemas a largo plazo, te relajarás y te sentirás mejor. A continuación, podrás leer todo lo que nos ha parecido el Gymform Leg Action y los motivos por los que lo consideramos una buena recomendación.

Características del Gymform Leg Action

  • Especializado en masaje de pies y piernas
  • Cuatro programas distintos
  • Mando a distancia
  • Dos programas de configuración manual
  • 15 niveles de intensidad
  • Masaje Shiatsu y por vibración
  • Cabezales de masaje giratorios
  • Tensión de 230 V

Pros:

  • Gran facilidad de uso
  • Recomendado para personas de todas las edades, incluidos ancianos
  • La flexibilidad que proporciona su elevado número de niveles de velocidad
  • La vibración beneficia a otras partes del cuerpo
  • Es fácil habituarse al uso de los distintos programas disponibles
  • Incluye una guía de ejercicios con su correspondiente explicación
  • Es silencioso

Contras:

  • No tiene asa de transporte
  • La base podría ser más antideslizante
  • Hay que usarlo gradualmente para acostumbrarse
  • El mando a distancia no incluye pilas

Análisis de Gymform Leg Action

Los masajeadores de pies tienen que realizar un trabajo de relajación al mismo tiempo que estimulan la circulación sanguínea para eliminar los dolores. Son un tipo de masajeador que tiene un trabajo mucho más importante de lo que podría parecer, por lo que no se pueden elegir a la ligera.

El Gymform Leg Action es, por ejemplo, uno de los pocos masajeadores de pies y piernas que consiguen convencernos en todos sus aspectos.

Terapia de vibración

El trabajo que hace este masajeador se concentra en dos tareas: terapia de vibración y masaje. La vibración tiene capacidad para transmitir movimiento y energía a tus pies y piernas, pero también a otras partes del cuerpo a la vista de cómo su efecto se extiende por el organismo. Su capacidad vibratoria llega también a los glúteos, la zona inferior de la espalda y los muslos.

Gracias a esa vibración, también tienes la capacidad de reducir una serie de dolores sensibles, como los atribuidos a los juanetes, los callos o las hinchazones.

Terapia de masaje Shiatsu

La segunda de las tareas que cubre el dispositivo es la del masaje Shiatsu, una buena manera de aportar a los pies el soporte que necesitan para encontrarse mejor. El sistema de Shiatsu masajea los pies de forma estratégica tal y como lo hacen las manos de los masajistas. Se toca la superficie plantar con eficacia para que el nivel de tensión pueda reducirse al mismo tiempo que se van eliminando las toxinas.

15 niveles de intensidad entre los que ir cambiando

La experiencia de uso del masajeador depende de la velocidad que se seleccione. Con un total de 15 niveles disponibles, se ofrece flexibilidad suficiente como para poder ajustarse a tus necesidades. Lo más recomendable es comenzar con un nivel bajo, para que el proceso de masaje no produzca ninguna mala sensación. A medida que pasen los días será posible aumentar la velocidad para que se saque más partido a la oscilación que proporciona el masajeador.

Sacando el máximo partido a sus seis programas

Aunque hay masajeadores que ofrecen una serie de programas precargados y no tienen más opciones, este Gymforc Leg Action se divide en ambas partes. Por un lado, cuenta con cuatro programas predefinidos. Por otro, tiene dos espacios que se pueden personalizar a gusto del usuario. Los programas ya cargados están dirigidos a cumplir con una serie de recomendaciones específicas, como que se haga un mayor volumen de tensión en la zona de los glúteos.

En el caso de los dos espacios en blanco, hemos hecho varias pruebas en las que hemos modificado el volumen de la oscilación y el tipo de acción con distintos patrones de tonificación. Lo más positivo es poder dejar grabada la configuración para que, en próximas ocasiones, no haya que hacer cambios y que tengas la máxima comodidad.

El uso del mando a distancia

Una de las cosas que hemos querido poner a prueba de forma específica era si el mando a distancia aportaba suficiente comodidad. Valoramos este tipo de masajeador como una herramienta que utilizarán, entre otras personas, los ancianos. Eso significa que tiene que tratarse de un mando sencillo, cómodo, que aporte versatilidad y, ante todo, facilidad.

Lo que nos hemos encontrado es un mando que recuerda especialmente a los de las televisiones. La forma es estilizada y ergonómica, por lo que no resbala de las manos ni se cae al suelo de manera habitual. Incluso si se cae, por las pruebas que hemos hecho, no es un mando que se rompa a las primeras de cambio. La impresión que nos da es de tratarse de un mando resistente, por lo que no tienes que preocuparte si este masajeador va a ser un regalo para tus padres.

El mando está formado por un pad de control central con cuatro botones y por otros cuatro botones que están colocados en las esquinas a modo de recuadro. Es fácil identificar la manera de subir o bajar la intensidad y de cambiar de programa. En parte, da la sensación de ser un mando de televisión con los botones para subir o bajar el volumen y cambiar de canal. En ese sentido, el diseño es perfecto.

Controles físicos en el propio masajeador

¿Y si no tienes intención de usar el mando a distancia? Si quieres ahorrar pilas, no lo utilizarás. O es posible que no quieras tener que preocuparte en todo momento por saber dónde está el mando. En todos esos casos, lo que puedes hacer es recurrir al panel de control que tiene el propio masajeador. Los botones no son muy grandes y es complicado activarlos con los pies, pero puedes usar las manos con total facilidad. Además, todas las acciones del mando están también disponibles en el panel de control del masajeador.

Masajes en otras partes del cuerpo

Al decir que el Gymform Leg Action realiza masaje en las piernas se puede llevar al error de pensar que esto ocurre porque la vibración y oscilación sube de los pies hacia arriba. Pero, en realidad, el masaje en las piernas se puede llevar a cabo de una manera más directa. Tal y como se muestra en las imágenes, puedes tumbarte y colocar el masajeador debajo de las pantorrillas. Así podrás aplicar el sistema de masaje y vibración con efectividad.

Otra de las maneras de aprovecharlo es poniéndolo a modo de respaldo, lo que permite que el masajeador se utilice en la espalda. No es su función natural, pero te podemos decir que no hay ningún tipo de factor por el cual no debas hacerlo. Siempre hay que controlar las sesiones y no excederse, aunque si tienes la espalda cargada, posiblemente te ayudará a sentirte mejor.

Esta versatilidad es una buena forma de sacar el máximo partido a la inversión que hayas realizado comprando este masajeador.

La importancia de la limpieza

En nuestro análisis no queríamos dejar de lado algo que consideramos fundamental, pero que, en ocasiones, queda desplazado a un segundo plano. Hablamos de la limpieza, de la importancia de mantener el masajeador limpio y de desinfectarlo e higienizarlo cada vez que lo utilices. Piensa que estás ante un masajeador para pies, lo que implica que la superficie llega a estar en contacto con multitud de bacterias.

Por eso, después de cada uso te tienes que asegurar de limpiarlo y dejarlo como si estuviera nuevo. Nunca va a quedar perfecto, pero retira toda la suciedad para que pueda ser un masajeador que se mantenga en buen estado con el paso del tiempo.

Además, ten en cuenta que, como te hemos dicho, puedes usarlo también en la espalda o en las piernas, lo que implica tener que colocar el masajeador encima de la cama o del sofá. Por ello, tendrá que mantenerse en el mejor estado de higiene para que no estés contaminando otras zonas de tu hogar.

Preguntas frecuentes sobre el Gymform Leg Action

¿Cuáles son los beneficios de usar el Gymform Leg Action?

El uso de sus distintos programas y modos facilitará que puedas mejorar la circulación sanguínea, algo que beneficia a tu cuerpo en todos los sentidos. Además, reducirás las molestias o dolores musculares, relajarás aquellos músculos que se hayan visto debilitados y le darás un mayor volumen de tonificación a las piernas.

¿Cuánto tiempo hay que utilizar el masajeador para disfrutar de un buen tratamiento?

La recomendación se encuentra en sesiones de 10 minutos al día. Con eso tendrás suficiente para poder disfrutar de un estado más saludable en las piernas y los pies. Si tuvieras mucho dolor muscular, podrías usar más tiempo el modo de masaje, pero siempre con límites y teniendo en cuenta la necesidad de descansar.

¿Se puede utilizar si tengo enfermedades o un marcapasos?

En todos los casos, con condiciones médicas sensibles, es recomendable que primero consultes con tu médico para que te confirme si es posible o no utilizar el masajeador. Suele ser frecuente que lo puedas usar incluso con problemas médicos, pero tendrás que asegurarte primero para no exponerte a ningún riesgo.

¿Es posible ver la televisión o hacer otras cosas usando el masajeador?

Por supuesto, no hay ningún tipo de problema. Es más, es algo que se encuentra recomendado. Lo mejor por lo que puedes optar es colocar los pies en la superficie del masajeador y ponerte a ver la televisión, leer un libro o incluso hacer punto. Cualquier opción es buena.

¿Puedo utilizarlo estando de pie sobre el masajeador?

No, es mejor que no. Si te pusieras de pie encima del masajeador, lo que estarías haciendo sería dejar todo tu peso sobre el dispositivo, lo que resultaría excesivo. Por eso, lo que tienes que hacer es sentarte en el sofá o en una silla y con las rodillas flexionadas de forma cómoda, poner los pies en la plataforma del masajeador. De esa forma no estarás poniendo todo el peso sobre el masajeador y no te tendrás que preocupar de dañarlo mientras lo estás usando.

Opiniones finales sobre el Gymform Leg Action y su precio

Al probar un dispositivo de masaje como este analizamos su rendimiento, la funcionalidad que ofrece y si resulta una herramienta de confianza a la hora de garantizar resultados. Por nuestras manos, o, mejor dicho, por nuestros pies, han pasado muchos masajeadores como el Gymform Leg Action, pero este modelo destaca de forma notable por distintos motivos.

Nos gusta porque lo hemos probado nosotros y vemos que se replica bien el trabajo de los masajistas. El movimiento de vibración y Shiatsu que se aplica a la planta de los pies es realmente bueno. También nos gusta porque hicimos una prueba con una persona mayor, de 80 años, y le resultó práctico utilizarlo. Le alivió los dolores de los pies y entendió el funcionamiento del mando sin problemas.

La buena impresión en ambos aspectos, nos lleva a recomendar este masajeador y a decir que es uno de los modelos más sólidos que hemos llegado a tener la oportunidad de probar. Su estructura es suficientemente robusta para aguantar peso y un uso diario, pero manteniendo la capacidad como para que resulte agradable tenerla en la espalda.

El precio, uno de los factores más críticos a la hora de finalizar la valoración, nos parece justo. Se pueden encontrar masajeadores de pies más baratos, pero la mayor parte de ellos no consiguen ni siquiera igualar el rendimiento que ofrece este Gymform Leg Action. Y cuando se trata de salud, de estar en forma para caminar bien y no sufrir dolores, nosotros preferimos recomendar siempre lo mejor.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Admin
Admin
Estudiante de Diseño de producto en la Escuela de Diseño de Madrid. He trabajado varios años con diseños de diferentes aparatos de masaje cuya innovación me fascina. Así he podido comprobar de primera mano cuales son los mejores masajeadores del mercado y quiero compartir con vosotros mis conocimientos.