¿Cómo quitar una contractura en la espalda?

Las contracturas de espalda se encuentran entre las más comunes que sufren las personas en todo el mundo.

No en vano, la espalda es una parte del cuerpo que tiene una gran responsabilidad y expuesto a todo tipo de lesiones.

Los mejores métodos para eliminar una contractura.

Pero, si has llegado hasta aquí, probablemente sea porque lo que necesita saber cómo quitar una contractura de la espalda, tanto porque tú lo padeces como porque alguien cercano a ti lo está pasando. Por eso, te recomendamos que sigas leyendo, pues compartiremos contigo varias técnicas y consejos que te ayudarán a eliminar la contractura.

       ¿Te gustaría hacerlo en casa?

No todos los días tienes el privilegio de ir a un masajista profesional ya sea por tiempo o dinero.

Si este es tu caso, te invitamos a consultar esta guía comparativa de los mejores masajeadores de espalda como alternativa mucho más barata para disfrutar de un buen masaje relajante en casa en cualquier momento.

Haz algunos estiramientos

Deben ser, eso sí, muy suaves. En caso de contractura, no forzar la zona en el que se sufre, por lo que desaconsejamos realizar cualquier tipo de ejercicio extenuante.

Pero lo que será útil serán algunos estiramientos suaves que harán que comience la rehabilitación de su espalda. Si tienes la oportunidad, es mucho mejor hacer este tipo de estiramientos en la piscina.

Yoga

La verdad es que gran parte de los movimientos de yoga se hacen más largos, pero esta práctica tiene algunas peculiaridades que te ayudarán a superar mejor la lesión. Con el yoga puedes relajar el cuello, la columna vertebral y darle a tu espalda un punto de apoyo adicional e importante.

El ejercicio más sencillo que recomendamos Comience bajando la cabeza hacia el área del pecho. Hazlo suavemente para que no te duela el cuello.

Una vez que tengas la cabeza baja, levántala y haz varias repeticiones, pero siempre a un nivel reducido de intensidad y velocidad. Por último, gira la cabeza con calma y nota siempre la respuesta de tu cuello. Termina el ejercicio y repítelo a lo largo de los días para sentirte mejor.

Hay otras posturas de yoga que podrían ayudarte. dependiendo de lo aburrido que estés y su nivel. Por ejemplo, el ascendente perro, gato o niño. Sin embargo, si su tensión muscular es severa, consulte a su médico antes de intentar estos movimientos.

Ejercicio a un nivel bajo

El estiramiento fue lo primero, pero si te sientes fuerte, deberías probar algunas actividades deportivas nivel bajo. Este ejercicio ayudará a que tu espalda se sienta mejor y te verás con más capacidad para superar la lesión.

Por ejemplo, simplemente camine si eso es lo mejor que puede hacer para evitar forzar demasiado la espalda.

Esto ayudará a reducir el nivel de tensión acumulado en el área contraída y aumentará su rango de movimiento. Otra buena recomendación es hacer ejercicio en el agua, un ambiente siempre utilizado en los procesos de rehabilitación.

El mejor masaje para eliminar las contracturas de espalda

Toma una ducha tibia que ayudará a que tus músculos se preparen mejor para el masaje.

Debes pensar que, aunque es un masaje, no le falta intensidad, así que es mejor que tu espalda esta lista. Acuéstese boca abajo para disfrutar del masaje.

A continuación, te explicamos qué tendrá que hacer la persona que realiza el masaje.

Primero, debes ponerte el aceite en las manos y frotarlas. De esta forma el aceite se calentará y estará en mejores condiciones para penetrar más profundamente en la piel y hacer efecto. Tu espalda ya está lista para el masaje. El terapeuta de masaje también debe palpar toda el área. analizar puntos sensibles donde se produjo la contractura para enfocarlos de manera especial. Sin embargo, el masaje debe hacerse en toda la espalda de manera uniforme.

Para comenzar, lo que se necesita son movimientos de fricción. Con ellas se cubrirá toda la espalda, empezando por la nuca y subiendo hasta la zona inferior. En las partes contratadas, aquí es donde deberá ser más sensible, pero también donde asegurarse de que el nivel de presión sea el adecuado para proporcionar un efecto positivo al destinatario.

Ahora necesitas masajear tu espalda con un modo de amasado. Si alguna vez has horneado pan, verás que es prácticamente el mismo movimiento que hacen los panaderos cuando preparan la masa. Las manos del masajista deben estar en forma de «L» para que todos los dedos, excepto el pulgar, muevan los músculos hacia la mano opuesta. En este movimiento de amasado es fundamental ejercer más presión sobre la zona de contractura y beneficiándose así de la recuperación. Si hay mucho dolor, el movimiento se modificaría por la presión de los dedos para ayudar a pasar períodos de 90 segundos en cada uno de los puntos de masaje.

Si el área contraída es grande, este último movimiento lo hemos indicado habrá que repetirlo en todos los puntos clave ¿Dónde está el dolor contraído? Después de eso, será el momento de comenzar a introducir al paciente en la sensación de bienestar que produce el masaje. Para ello, volveremos al masaje de fricción del principio, pero ahora reduciendo la presión en lugar de aumentarla. Luego el masaje habrá terminado y el paciente podrá levantarse, es recomendable hacerlo unos minutos después para evitar mareos o confusión.

¿Cómo prevenir una contractura muscular para no tener que extirparla después?

Lo que nunca debes olvidar es lo importante que es calentar correctamente antes de practicar un deporte. Si no haces un buen calentamiento, te expones a lesiones musculares y contracturas. Por eso, nunca debes olvidarte de calentar, porque con cinco minutos de esfuerzo evitarás problemas que podrían ponerte en una situación muy complicada.

También debe recordar no abusar de la presión que ejerce sobre su cuerpo. Si lleva objetos demasiado pesados, pondrás demasiada tensión en tu espalda. Por eso, aunque sigas con esta actividad, lo importante es hacer pausas de vez en cuando para que la espalda descanse. Asimismo, te hará bien si tu postura no permanece estática por mucho tiempo. Y si al levantarte por la mañana tienes dolor de espalda o si has sufrido una ligera contractura en el mismo lugar de estos dolores, puede ser que tu colchón no sea de la calidad suficiente.

¿Te ha resultado útil este artículo?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta